Cómo declararse insolvente en España

Sois muchos los que nos preguntáis cómo declararse insolvente en España. Una salida legal para quienes se enfrentan a dificultades económicas que suscita mucho interés entre nuestros clientes.

Han leído o escuchado que la insolvencia es una forma de librarse de las deudas, llamadas, cartas y acosos de los acreedores y, que es uno de los requisitos de la Ley de Segunda Oportunidad en 2024, por no decir el principal.

A estas alturas, supongo que tú también sabrás que la Ley de Segunda Oportunidad es una herramienta legal española que otorga a particulares y autónomos la posibilidad de cancelar sus deudas de forma definitiva.

Si tu objetivo es ese, estoy convencida de que este artículo te aclarará muchas dudas. Con él, intentaré proporcionarte los máximos datos posibles acerca del proceso de declaración de insolvencia.

Asimismo, te facilitaré información suficiente para que seas capaz de terminar con tus deudas gracias a esa insolvencia.

Antes de adentrarnos en los detalles del proceso de insolvencia es crucial asentar las bases. Por eso lo mejor es empezar por el principio, definiendo qué significa insolvencia y qué implica ser insolvente desde un punto de vista económico.

¿Qué es la insolvencia?

La insolvencia económica es una situación en la que una persona o entidad no tiene capacidad para cumplir con sus obligaciones de pago, porque sus deudas superan a sus activos o porque no dispone de liquidez suficiente para hacer frente a sus deudas a medida que vencen.

En términos más sencillos, la insolvencia se produce cuando una persona o empresa no puede pagar sus deudas a tiempo.

A diferencia de lo que algunos piensan, la insolvencia no siempre es el resultado de la mala fe o una gestión financiera irresponsable.

En muchos casos, la situación de insolvencia puede surgir por imprevistos, como una crisis económica, una pérdida de ingresos significativos, un problema de salud o incluso por culpa una pandemia, como pudimos comprobar hace unos años.

¿Qué es ser insolvente?

Sin embargo, estar en situación de insolvencia no supone ser insolvente legalmente.

Ser insolvente es tener una situación legal en la que una persona o empresa ha sido legalmente reconocida como incapaz de cumplir con sus obligaciones de pago.

Y para llegar a esa situación lo primero es declararse insolvente.

¿QUIERES DECLARARTE INSOLVENTE? "CONTACTA CON NUESTRO EQUIPO"

¡TE AYUDAREMOS!

Requisitos para declararse insolvente

El único requisito para declararse insolvente en España es demostrar una incapacidad para pagar las deudas actuales y/o futuras.

Aunque, por ser un estado legal será un juez el que confiera el estado de insolvencia. Teniendo en cuenta la insolvencia actual, la inminente y la probable.

¿Quién puede declararse insolvente?

Según la legislación española, pueden declararse insolventes particulares y empresas con incapacidad de hacer frente a sus obligaciones. Sin embargo, el proceso varía según el tipo de deudor.

Por ejemplo, en el caso de las empresas insolventes, será de obligado cumplimiento que soliciten un Concurso de Acreedores y, si cumplen los requisitos, un Concurso Express.

Pasos a seguir para declararse insolvente

Como ser insolvente es un “estado legal”, debe ser el Juzgado de lo Mercantil el que confiera dicha situación de insolvencia.

Lo primero que debes hacer es recopilar la documentación necesaria para demostrar tu insolvencia, que es la misma que la documentación Ley de Segunda Oportunidad.

Una vez solicitada la insolvencia mediante una declaración de insolvencia a través de tu abogado experto en deudas, será el juez será el encargado de tomar la decisión.

Si te declara en concurso, es decir, admite la demanda, el Juzgado te declarará insolvente.

¿Consecuencias de declararse insolvente en España?

Si el juez estima la insolvencia se abren las puertas a la cancelación de deudas. Si no, siempre podrás negociar la reorganización o el aplazamiento de las mismas con los acreedores.

Ventajas de declararse insolvente

Entre las ventajas de declararse insolvente se incluyen la posibilidad de cancelar el 100% de las deudas y la protección legal frente a acreedores.

Una vez admitida la demanda y declarado el concurso, cuando ya seas insolvente, se paralizarán los embargos, desaparecen los acosos, te borrarán de las listas de morosos y podrás cancelar hasta el 100% de tus deudas privadas y hasta 10.000 euros de las deudas con la administración pública.

Desventajas de ser insolvente

Las desventajas incluyen el impacto en el crédito y posibles restricciones económicas a largo plazo. Por eso es crucial entender sus consecuencias antes de solicitar declararte insolvente.

Aunque la última reforma de la Ley Concursal protege especialmente la vivienda habitual, solo podrás conservarla en ciertas condiciones.

También podrás seguir disfrutando de los bienes necesarios para ejercer tu actividad económica, en caso de ser autónomo.

Independientemente de estas desventajas, a nadie le resulta agradable iniciar un proceso judicial que puede durar algunos meses y conlleva ciertos costes, a los que sí hay que hacer frente aunque seas insolvente.

¿ERES INSOLVENTE? "CONTACTA CON NOSOTROS Y TE GUIAREMOS"

¡CONTACTA SIN COMPROMISO!

En definitiva, declararse insolvente en España es un proceso legal que ofrece un camino hacia la recuperación económica que, con el conocimiento y apoyo legal adecuado, puede ser una oportunidad para comenzar una nueva vida.

Compagino mi especialización en Asesoría Mercantil con la labor de Responsable del Área Legal de KURKEA SLP, ayudando a personas que no pueden afrontar sus deudas para que vuelvan a empezar gracias a la Ley de la Segunda Oportunidad y el Concurso de Acreedores.

Deja un comentario

Información básica sobre protección de datos

Responsable: KURKEA SLP Finalidad: Envío de información solicitada y presupuesto gratuito. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: KURKEA SLP recibirá los datos para gestionar las peticiones de información. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como los otros detallados en la política de privacidad de nuestra página web.

He leído y acepto la política de privacidad y el tratamiento de mis datos para recibir respuesta a los comentarios realizados *